JUEZA BLOQUEA LEY FACILITA EXPULSIONES DE MIGRANTES

Una jueza estadounidense bloqueó temporalmente la aplicación de una medida que liberaliza los criterios para las expulsiones rápidas de migrantes indocumentados, informó el sábado una organización de defensa de los derechos de los inmigrantes.

El fallo prohíbe al Departamento de Seguridad Interior (DHS) aplicar esta medida, que entró en vigor en julio pasado. La decisión del gobierno prorroga de 14 días a dos años el período de estancia ilegal durante el cual un inmigrante clandestino puede ser expulsado del país sin pasar por la justicia y extiende las expulsiones a todo el territorio nacional, cuando hasta ahora estaban limitadas a una zona de unos 160 km de la frontera.

Varias asociaciones de defensa de los derechos de los inmigrantes elevaron un recurso al estimar que la medida violaba en particular la quinta enmienda de la Constitución, que protege derechos jurídicos. En su resolución de la noche del viernes la jueza federal Ketanji Brown Jackson, con base en Washington, consideró arbitraria la disposición del gobierno comandado por el republicano Trump y estimó que causaría a los migrantes un perjuicio irreparable. “La administración Trump quería expulsar el máximo de migrantes posible echando mano a un procedimiento que presenta profundas lagunas y que coloca a los extranjeros, incluidos los demandantes de asilo, bajo la amenaza de una expulsión injusta”, denunció Trina Realmuto, abogada de la American Immigration Council (AIC), una de las asociaciones demandantes. El Departamento de Justicia estimó que el fallo de la magistrada representa un abuso de autoridad y plantea un conflicto directo con el permiso otorgado por el Congreso al DHS para “actuar con rapidez para expulsar del país a los extranjeros que no tienen derecho a residir en él”.

lmr